Otros viajes   |   Utilidades
Inicio     Contacto     Catala
Cabecera

India

Hassan

Hassan, conocida una vez como el centro de la literatura jainista, es hoy una tranquila ciudad, y la base perfecta para visitar Belur y Halebid. Los hoysalas, que gobernaron aquí entre los siglos XI y XIII, dejaron un profundo impacto en la arquitectura y cultura de la región, y fue durante ese periodo cuando los legendarios templos de Belur y Halebid fueron construidos. Muy cerca de aquí se encuentra también uno de los mayores centros de peregrinaje jainista de la India, Shravanabelagola.
Mercado de Hassan Mercado de Hassan Mercado de Hassan Mercado de Hassan Mercado de Hassan
Mercado de Hassan duodécimo día Junto a la estación de autobús esta el mejor mercado que vemos en este viaje. Frutas, verduras, carnes, flores, farmacias, ferreterías, especias, café, cuberterías... hay de todo, y todo el mundo es muy amable y con ganas de hablar y fotografiarse. Compramos algo de fruta: chico, papaya, coco y plátano, y lo cenamos en el hotel, algo apartado del centro. Apalabramos con el recepcionista un taxi para realizar mañana el recorrido Belur, Hassan, Sravanabelagola, donde finalmente cogeremos un bus hasta Bangalore. Desde donde despega el avión a Barcelona.

Templo Hoysaleswara Templo Hoysaleswara Templo Hoysaleswara Templo Hoysaleswara Templo Hoysaleswara
Templo Hoysaleswara Templo Hoysaleswara Decimotercer día Empezamos por Halebid, 27 km al noroeste de Hassan. Fue la capital del imperio hoysala, conocida en aquellos tiempos como Dwarasamudra. En medio del pueblo, rodeado de vendedores de postales, talladores de piedras y demás souvenirs, se encuentra su principal atracción el templo Hoysaleswara. La construcción del complejo comenzó incluso antes que en Belur, ocupando gran parte del siglo XII, pero no pudo ser finalizado ni tras ochenta años de trabajos. Se sitúa en un jardín con dos templos dedicados al dios Shiva. Cada uno de ellos posee su propio santuario, frente al cual hay un pequeño pabellón donde descansa una enorme figura sentada del toro sagrado Nandi. Los muros exteriores e interiores están cubiertos con una variedad sin fin de dioses, diosas, animales, pájaros y bailarinas. El aspecto general es muy similar a los templos de Angkor, aunque aquí falta la selva.
Templo Hoysaleswara Templo Hoysaleswara Templo Hoysaleswara Templo Hoysaleswara Templo Hoysaleswara
Compramos agua y subimos al coche camino de Belur. Los siguientes 16 km transcurren por una carretera asfaltada y sin arcén, en un estado deplorable de conservación. Por aquí también circulan rickshaws y carros, animales que se cruzan, vacas que ni se inmutan, hindúes en el arcén, e incluso autobuses o camiones que ocupan casi todo el ancho de la calzada. Hasta con las técnicas suicidas de conducción del sur de la India, es muy complicado superar los cuarenta kilómetros por hora en estas condiciones.
Templo Chennakeshava Templo Chennakeshava Templo Chennakeshava Templo Chennakeshava Templo Chennakeshava
Templo Chennakeshava Templo Chennakeshava Belur, antigua capital del imperio hoysala, es una pequeña aldea a los pies del río Yagachi. Una calle, una plaza, y un templo, que hace posible que este pueblecillo aparezca en los mapas y tenga algún interés turístico. El templo Chennakeshava dedicado al dios Krishna, todavía se encuentra en uso, y es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura hoysala. Su construcción se inicio en 1116 por Hoysala Vishnuvardhana, y se prolongo durante 103 años. Esta construido sobre una plataforma en forma de estrella, rodeado por otros templos más pequeños, y un lago sagrado. Sus muros están llenos de intrincadas esculturas y frisos sin dejar ni un solo espacio en blanco. La base la forma una larga fila de elefantes, sobre ellos pueden verse caballos y leones, episodios épicos, bailarinas sinuosas, escenas del kamasutra... se dice que todas las deidades hindúes están representadas en sus muros.
Templo Chennakeshava Templo Chennakeshava Templo Chennakeshava Templo Chennakeshava Templo Chennakeshava
Ascensión al templo de Gomateshwar Templo de Gomateshwar Shravanabelagola es un importante centro de peregrinaje jainista, situado 57 km al sudeste de Hassan. Es famoso por la estatua del gran maestro jaini Bahudali (Gomateshwar) de 17 metros de altura, y que se dice es la estructura monolitica mas grande del mundo. Desde lo alto de una montaña de roca llamada Indragiri, a cuya cima se accede después de haber subido 614 escalones tallados en la roca, Bahudali mira sobre la pequeña ciudad de Shravanbelagola. A pesar de las dificultades evidentes que suponen su visita, es un templo muy frecuentado. Nos cruzamos continuamente con gente. A nuestro mismo paso sube una familia hindú numerosa, tal vez ocho miembros, entre los que los abuelos tienen seguro mas de sesenta años. Tras alguna parada llegamos a la cima, donde se encuentra la estatua, de pie, desnuda, con los brazos pegados al cuerpo y la mirada perdida en el infinito.
Impresiona bastante, allí inmóvil, con cara serena, irradiando tranquilidad. Una vez cada doce años cientos de devotos se congregan aquí para asistir a la ceremonia de Mahamastakabhisheka, en la que untan la estatua con leche, azafrán, mantequilla, requesón y monedas de oro. La próxima celebración será en el 2017. La bajada no es menos dura que la subida, los escalones son irregulares y están desgastados, y en algunos tramos se hace necesario agarrarse a la barandilla.
Ascensión al templo de Gomateshwar Ascensión al templo de Gomateshwar Templo de Gomateshwar Templo de Gomateshwar Templo de Gomateshwar
Hotel Sri Krishna,  Hassan Tras tomar un té con el taxista volvemos a Channarayapatna, donde inmediatamente nos subimos en un bus que sale hacia Bangalore (140 INR). Las tres horas de viaje, acaban siendo cinco, gracias a un terrible atasco que hay en la entrada de la ciudad. hotel  Sri Krishna. 783 INR. Hab. doble, espaciosa, prudentemente limpia, con baño, sin a/a y con TV. Al de recepción le gusta más el dinero que un caramelo a un niño. Junto al hotel hay un fantástico y popular restaurante donde somos el centro de atención. Restaurante Hotel Kinara. Channarayapatna. Restaurante familiar vegetariano y no vegetariano. No hay carta y no hablan inglés. A través de nuestro conductor, que tampoco habla inglés, conseguimos que entienda la palabra chicken, el resto es cosecha suya. Ensalada de pepino y cebolla, ensalada de pepino, cebolla y tomate, pollo kebab, pollo masala, arroz, paratta, dos sprite y agua, 270 INR. Comemos en un reservado del jardín. No hay cubiertos.
Mercado de Hassan Mercado de Hassan Hotel Sri Krishna,  Hassan Acceso al Templo de Gomateshwar Shravanabelagola
De Bangalore vemos aún menos que la primera vez. Apenas los alrededores de la estación. Nuestra ultima cena en la India, es en Restaurante Indra Prastha Vegetarian, un restaurante que alojado en los bajos del hotel Adoray. Cenamos un combinado de doshas, curry de vegetales variados, y lassi. 160 INR, todo muy bueno. No hay cubiertos, prepararse para ensuciarse los dedos. Un local autentico para despedirse de este país. Cogemos el autobús bis9 (125 INR) hasta el aeropuerto. Menos de una hora.